Endodoncia


Extrae, limpia y sella los conductos de un diente dañado

Endodoncia

La endodoncia, también denominada como tratamiento de conducto, tiene como objetivo conservar una pieza dental en la boca que, de no ser tratada, tendría que ser extraída. El tratamiento de endodoncia es el último recurso para salvar un diente enfermo y evitar que el paciente deba colocarse una prótesis dental o a un tratamiento de implantes dentales para sustituirlo.

Endodoncia tratamiento

Conserva tus dientes y mejora tu salud

Ventajas de la Endodoncia

Endodoncia Ventajas

Evita la extracción de un diente natural

Evita la halitosis y otras consecuencias

Es un tratamiento indoloro

Recupera la masticación natural sin molestias

Previene otros tratamientos dentales (prótesis o implantes)


Lo primero que debes saber

¿Qué es la Endodoncia?

La endodoncia o tratamiento de conductos radiculares se puede definir como un procedimiento conservador que consiste en la extracción total o parcial de la pulpa lesionada de un diente y el posterior sellado del conducto pulpar.

Para entender el por qué la endodoncia es el último recurso pero por ello no menos importante, empezaremos por explicar la importante de la pulpa del diente. La pulpa es un pequeño tejido blando que contiene los nervios y vasos sanguíneos que se encuentran dentro de la pieza dental. Su función es comunicar el diente con el hueso maxilar y percibir los estímulos externos.

La finalidad de un tratamiento de endodoncia es mantener esa funcionalidad de la pulpa del diente natural que está enfermo sin tener que extraerlo.


Conoce el proceso

Etapas del tratamiento de Endodoncia

El tratamiento de endodoncia es un procedimiento de limpieza del sistema de conductos radiculares. Durante este tratamiento dental lo que se hace es eliminar bacterias y tejido necrótico del conducto. Las etapas de un tratamiento de endodoncia son las siguientes:

  1. Diagnóstico previo. Es muy importante elaborar un diagnóstico previo para saber en dónde se localiza el dolor y qué intensidad tiene. Se puede valorar la colocación de frío para evitar el dolor.
  2. Anestesia local.  En una intervención de endodoncia se utiliza anestesia local (solamente afecte diente a tratar).
  3. Apertura y aislamiento de la pieza. Se realiza un agujero en la corona del diente y se accede a la pulpa para su extracción.
  4. Limpieza de los conductos (Conductometría). Tiene una gran importancia en el tratamiento de endodoncia debido a que los conductos deben quedar asépticos (sin gérmenes que puedan provocar un infección).
  5. Obturación. Se sellan los conductos que se han limpiado.
  6. Observación y control. Verificar la efectividad del tratamiento de endodoncia y mantener un seguimiento durante varias semanas del paciente.
No te quedes con dudas

Preguntas frecuentes sobre la Endodoncia

El procedimiento para realizar una endodoncia es siempre el mismo. La diferencia radica en si la pieza dental que se quiere endodonciar tiene un conducto o varios. Existen 3 tipos de endodoncia:

  • Endodoncia Mono radicular. El diente afectado tiene una sola raíz y un único conducto pulpar.
  • Endodoncia Birradicular. El diente tiene dos raíces y dos conductos pulpares.
  • Endodoncia Multirradicular. El diente tiene más de dos raíces y más de dos conductos pulpares.

No. Si se realiza un tratamiento de endodoncia efectivo, los dientes afectados no tienen que ser más frágiles que los demás. En algunos casos, se suele recomendar la protección de las cúspides (reconstrucciones o coronas) para aumentar la durabilidad de los mismos y evitar posibles fracturas o complicaciones.

En nuestra Clínica Dental en Ribeira te recomendamos acudir 1 o 2 veces al año a una revisión bucal.

No. Después de un correcto tratamiento de endodoncia, el diente afectado necesita de los mismos cuidados de higiene y prevención que cualquier otro diente.

Tras realizar un tratamiento de endodoncia existen algunos cuidados y hábitos que debes tener en cuenta para obtener unos resultados óptimos. Te enumeramos los siguientes:

  • Evita comer alimentos duros (2 días).
  • Evita masticar por el lado del diente endodonciado (7 días). 
  • Cepíllate los dientes 3 veces al día.
  • Mantén un buena comunicación con el dentista en las semanas posteriores.
  • Realiza 1 o 2 revisiones al año de tu boca.

En Gala Estudio Dental nos aseguraremos de que lleves a cabo un tratamiento de endodoncia exitoso.

La gran mayoría de los tratamientos de endodoncia que realizamos en Gala Estudio Dental se realizan en una única sesión. En algunos casos clínicos más delicados puede desarrollarse el tratamiento en varias sesiones.

Para detectar una pieza dental que puede ser tratada con una endodoncia te indicamos los siguientes puntos:

  • El diente es sensible al calor o al frío.
  • El diente es sensible al masticar.
  • Puede existir un dolor intermitente.

Durante el tratamiento de endodoncia no se siente ningún dolor debido a que se aplica anestesia local. En los días posteriores al tratamiento puedes sentir alguna molestia al masticar (los tejidos pueden estar inflamados) pero es lo habitual.

¿Tienes alguna duda o consulta?